Artículos

20 consejos para disfrutar del camping aunque llueva

Camping lluvia familia

Seguro que te ha pasado más de una vez: el trabajo te estresa, necesitas desconectar, miras el pronóstico del tiempo… y zas, lluvia para todo el fin de semana. Aunque es obvio que el agua puede fastidiar la mayor parte de los planes al aire libre, también es cierto que se puede disfrutar de unos días de camping bajo la lluvia si sabes cómo. A continuación te damos algunos consejos.

Utiliza correctamente el material de camping para la lluvia

camping lluvia toldo

1. Revisa todo el material antes de salir: tienda de campaña, lonas, toldos, caravana… Comprueba que todos los materiales son resistentes al agua y que se encuentran en buen estado: no querrás descubrir bajo el aguacero que el dobletecho de la tienda tiene varios boquetes.

2. Escoge una tienda con un buen avance. A la hora de comprar una tienda de campaña, ten en cuenta que en los días de lluvia las zonas de porche cubierto son oro. Elige modelos con un avance generoso que permitan al menos montar una mesa y una silla para cada campista. Ese será vuestro cuartel general mientras dure la tormenta.

3. Lleva más lonas de lo habitual. Una de ellas la puedes usar para montar la tienda encima si el terreno ya está mojado. Otra puede servir para mantener seco el interior.

4. Escoge una parcela cercana a los baños. Caminar por el camping siempre es agradable, pero lo es un poco menos bajo el aguacero.

5. Antes de nada observa la parcela. El paso previo a plantar la tienda es examinar las irregularidades del terreno para evitar posibles charcos o balsas de agua. Además deberías colocar la puerta de entrada en dirección opuesta al viento.

6. No tengas prisa por comenzar a montar. Cuando llegues a la parcela observa el cielo, comprueba el pronóstico y espera el momento adecuado para montar el campamento. Siempre es mejor esperar a que la lluvia de un respiro.

7. Monta la tienda lo mejor que puedas. Todas las telas deben estar lo más tensas posibles para evitar que se formen bolsas de agua y terminen calando. Para ello tensa todas las cuerdas del perímetro llamadas popularmente vientos .

8. Nada de fuego dentro de la tienda. Puedes comer dentro de la tienda, pero por precaución no cocines con fuego dentro de la misma, ni siquiera en el porche.

9. No toques los laterales de la tienda cuando llueve. Evita dejar cualquier prenda o saco de dormir en dicha zona. Es fácil que terminen mojándose.

10. Necesitas ventilar. Aunque llueva necesitas que el aire circule dentro de la tienda para evitar la condensación interior. Si no lo haces comprobarás que es como si lloviera desde dentro.

tienda de campaña camping

Prepara el equipaje pensando en la lluvia

11. No olvides las bolsas de plástico. Son perfectas para proteger la ropa, los productos electrónicos y el calzado.

12. El calzado es fundamental. Lo mejor es que sea impermeable y transpirable, y al mismo tiempo fácil de quitar y poner. Siempre debes dejar el calzado bajo el avance o el toldo, a menos que quieras enfangar el interior de la tienda.

13. No te olvides el impermeable. Es un consejo obvio, pero a veces olvidamos lo más importante. Impermeable no significa cálido. Puede haber días de primavera muy lluviosos en los que hace bastante calor.

14. Lleva calcetines de sobra. Nada hay más molesto que tener los pies mojados.

15. Seca todo el material antes de guardarlo. Esto es especialmente importante con las tiendas de campaña. He visto muchas de ellas cubiertas de hongos o podridas por la humedad. Si no puedes secarlas en el camping, intenta hacerlo al llegar a casa. Si no lo haces te llevarás una sorpresa desagradable la próxima vez que quieras utilizarla.

16. Utiliza prendas sintéticas. La ropa de algodón tarda más en secarse. Utiliza materiales que retengan menos la humedad.

17. Animales. Nosotros disfrutamos del camping con nuestras mascotas, pero debes de saber que esto complicará la tarea de mantener limpio y seco el interior de la tienda.

Que la lluvia no te impida disfrutar del camping

Arco iris camping

18. Observa la naturaleza. Si la intensidad de la tormenta lo permite, sal a dar un paseo y observa cómo resplandece todo tras un chaparrón. Nada hay más bello que un arco iris.

19. Mata el tiempo. Si llueve y te ves obligado a estar dentro de la tienda, necesitarás una forma de pasar el rato. No te olvides la baraja de cartas o algún juego de mesa. El parchís nunca falla.

20. Disfruta de la experiencia. Hay quien trata de reproducir su nivel de confort doméstico en su parcela de camping. Esto está bien, pero para nosotros la gracia de pasar un fin de semana en una tienda de campaña o caravana tiene que ver con prescindir de algunas de las posesiones y lujos superfluos que tenemos en nuestras respectivas casas. Desde ese punto de vista, pasar un fin de semana resguardados de la lluvia bajo una simple lona, puede ser una oportunidad para aprender a valorar lo básico: una buena compañía, una charla interesante…

1 Comentario

  1. Genial post! Este mismo verano hemos realizado una escapada a Galicia con la mala suerte que al atardecer empezó a caer una trompa de agua. Al principio el mal humor era el denominador común de los que allí estábamos, pero luego, entre risas, aprovechando las zonas comunes e intentando resguardar lo mejor que podíamos nuestras mesas y sillas pasamos una tarde-noche muy bonita. Por eso, porque ir de camping es mucho más que ir a dormir o a la piscina, porque siempre te traes una historia a casa, recomendamos a todo el mundo que lo pruebe. Guardo la página en favoritos, porque me ha encantado. Un saludo.

Deja un comentario

Tema creado por Anders Norén