Comprar

Los mejores sacos de dormir que puedes comprar. MEGA GUÍA

mejor saco de dormir

El saco de dormir es, junto con la tienda de campaña, una de las primeras cosas en las que invierte cualquier persona que quiere iniciarse en el mundo del camping. Se trata de una parte fundamental del equipamiento necesario para pernoctar al aire libre, ya sea en tienda o haciendo vivac. Por este motivo tomar una buena decisión de compra en base a nuestras necesidades resulta clave para que nuestra aventura sea todo un éxito y no un fiasco.

Actualmente en el mercado conviven decenas de modelos de sacos de dormir, cada uno con sus precios y prestaciones bien diferenciadas. Para ayudarte a decidir hemos realizado esta mega guía de compra, gracias a cuya lectura tendrás más claro qué saco de dormir comprar.

Table Of Contents

Los 10 mejores sacos de dormir que puedes comprar

A continuación te dejamos una selección de los mejores sacos de dormir que puedes comprar online.

Sacos de dormir The North Face

The North Face Eco Trail Down. Excelente saco de plumas

saco de dormir The North Face Eco Trail Down

Estupendo saco de dormir de una marca puntera como The North Face. El Eco Trail Down ofrece una gran relación entre calidez, peso y volumen. Es ligero, ocupa poco espacio una vez se comprime, y tiene un alto poder aislante para mantener el máximo calor corporal dentro del saco, con un temperatura de 1,7 ºC. Cuenta con un aislamiento de altas prestaciones como el ProDown de 700, el cual ofrece se seca más rápidamente que el plumón normal.

The North Face Eco Trail Down sintético. Saco de fibra sintética Premium y versátil

The North Face Eco Trail Synthetic

Esta es la versión con relleno de fibra sintética Heatseeker de The North Face. El Eco Trail está pensado para climas templados, con una temperatura de 13 ºC. Gracias a su relleno sintético ofrece muy buen rendimiento en condiciones de humedad al contrario que la mayoría de los sacos de plumas.

Sacos de dormir de plumón

 Marmot Sawtooth. Saco de plumas de ganso

saco de dormir Marmot Sawtooth

Se trata de un saco de dormir de tres estaciones, de tipo momia, con doble cremallera que puede ser utilizado como edredón. Su relleno de 650 plumas de pato lo hace apto para resistir incluso temperaturas bajo cero. Otro punto fuerte es su tejido exterior de Nylon Ripstop, el cual actúa como cortaviento, actúa como barrera eficaz contra la humedad y permite la traspiración.

Hyke & Byke Quandary  Saco de dormir tipo momia -10 grados.

Hyke & Byke Quandary

Hyke & Byke confía tanto en sus sacos de dormir que ofrece una garantía ilimitada en el tiempo. Este modelo presenta una relación excepcional entre su poder aislante, y el peso del saco. El plumón con el que está relleno lo convierte en una opción ultraligera, e idónea para pasar frías noches invernales confortablemente. Está confeccionado con materiales impermeables en el exterior, y el citado relleno de plumón capaz de aislar el calor corporal a temperaturas de hasta -5°C.

Ferrino Lightec Duvet. Saco de plumas para los montañeros más exigentes

saco de dormir Ferrino Lightec Duvet

Con menos de un kilo de peso, el Ferrino Lightec Duvet es un saco de dormir relleno de plumas muy versátil,  que ofrece temperaturas de uso que van desde los 15º C a los -23 º C. Además de cremallera lateral de fácil apertura y acolchada para retener el máximo calor, permite abrir el saco por la zona de los pies para regularla temperatura interior. 

ALTUS Yeti 2100D Plum.90/10. Más de un kilo de plumas de pato

saco de dormir ALTUS yeti 2100d

El ALTUS Yeti 2100D es uno de los modelos más representativos de una marca veterana como ALTUS. Este modelo es de tipo momia. Equipa materiales hidrófugos y 1100 gramamos de pluma de pato 700 CUIN 90/10. Éxito asegurado.

Sacos de dormir de verano

Coleman Pacific 205. Saco perfecto para el camping en verano

saco de dormir Coleman Pacific 205

Se trata de un saco de 3 estaciones, forma rectangular y diseñado para acoplarse a otro saco y formar un gran edredín. Está relleno de fibra sintética, por lo que soporta bien los ambientes húmedos. Ofrece un rango de térmico que va desde el confort en 12 °C, temperatura límite en 8 °C, y extrema en -5 °C.

Sacos de dormir de matrimonio

Coleman Hampton Doble Saco De Dormir

saco de dormir doble de matrimonio Coleman Hampton

Este saco de dormir Coleman doble y de forma rectangular de la conocida marca Coleman, ofrece espacio de sobra para dos personas adultas. Está confeccionado con  forro interior de franela y relleno de fibra.

Saco de dormir de infantil

saco de dormir infantil camping

Los niños son los mayores amantes de los campings. No paran de correr, jugar y nadar durante todo el día, y cuando llega la noche caen rendidos y duermen a pierna suelta, lo cual no significa que no necesiten un buen saco de dormir. El modelo que te presentamos ofrece relleno de doble capa, relleno de guata, microcosturas para mejorar el aislamiento y evitar la entrada de agua. Además ocupa poquísimo espacio y es fácilmente lavable.  

¿Qué tener en cuenta a la hora de comprar un saco de dormir? ¿Cómo elegir el saco de dormir correcto?

Antes de decantarnos por un modelo concreto de los muchos que ofrece el mercado, hay que comprender el funcionamiento de los sacos de dormir.

Es fácil escuchar frases como “este saco calienta mucho”, pero lo primero que hay que tener en cuenta es que los sacos ni calientan ni enfrían. Los sacos de dormir son objetos incapaces de generar calor, y su cometido es otro mucho más básico: evitar la pérdida del calor que genera el propio cuerpo.

Esto es, cuando sentimos frío nos abrigamos no para recibir calor, sino para reducir la pérdida de calor corporal. Por eso cuando se habla de la capacidad térmica de un saco, se alude a su potencial para aislarnos de un ambiente frío reteniendo el calor de nuestro propio cuerpo.

Esto se consigue mediante el relleno con el que se confeccionan los sacos, especialmente diseñado para actuar como aislante del frío exterior, y confinar, en cierta manera, el aire cálido del interior. Dependiendo de lo bueno que sea un saco de dormir en esta tarea, tendrá un LOFT más algo o más bajo.

Es decir, si un saco tiene un LOFT alto, significa que las fibras o plumas que conforman su relleno son capaces de capturar buena parte del calor que generamos, conservando una temperatura próxima a los 37 grados de nuestro cuerpo.

Con todo esto claro, lo recomendable es tomarse un tiempo para reflexionar acerca de nuestras verdaderas necesidades. ¿Para qué quiero el saco? ¿Voy a hacer un uso intensivo de él? ¿En qué época del año voy a acampar? ¿Soy una persona friolera o resisto bien el frío?

Una vez esbozadas las respuestas, será el momento de fijarnos en una serie de aspectos importantes como el uso para el que están diseñados los diferentes sacos de dormir del mercado, la forma que presentan, el relleno con el que cuenta, la talla, el género, y dónde se sitúa la temperatura de confort.

1º Uso que se le va a dar al saco de dormir

usos saco de dormir

Antes que nada, ¿sabes para qué quieres el saco? Es importante tenerlo claro ya que en nada se parece usar el saco para pasar una noche de verano al nivel del mar, que hacerlo en la montaña durante una desapacible noche de diciembre.

Como norma general, si se va a hacer uso del saco de dormir en ambientes húmedos, lo mejor será optar por un relleno de fibra sintética, y descartar el relleno de plumas, ya que estas pierden sus propiedades en entornos húmedos. En cambio, para climas secos y fríos, lo mejor es la pluma, pero ya hablaremos de los diferentes materiales de relleno más adelante.

Si se tiene una idea aproximada del entorno y de la intensidad con la que se va a usar el saco de dormir, será mucho más fácil acertar con la decisión de compra, la cual inevitablemente tendrá que valorar un aspecto clave, como la relación entre temperatura de confort que ofrece el saco, y el peso del mismo.

¿Vamos a utilizar el saco todos los fines de semana? ¿En qué estación? ¿En alta montaña o a baja altura? ¿Tendré que cargarlo a la espalda durante largas caminatas, o llegaré al lugar de acampada en coche sin que el peso sea un factor a tener en cuenta?

Si compramos un saco barato o demasiado fino pasaremos frío, y dependiendo de las circunstancias, incluso podremos ponernos en peligro. Por el contrario, si nos decantamos por un saco con una gran densidad de plumas, probablemente pasaremos demasiado calor durante el verano y la experiencia no será positiva.

2º Rango de temperaturas de uso del saco de dormir

saco_dormir_en_tienda

Los sacos de dormir presentan 3 temperaturas de uso conforme a la normativa europea EN 13537: límite, confort y extrema. Dicha norma regula la medición de estas tres temperaturas con el objetivo de que los consumidores tengan información rigurosa acerca de las propiedades de los sacos. A pesar de que este tipo de regulación nos es obligatoria, la mayoría de las marcas de sacos de dormir de cierta valía aceptan cumplirla, ya que es una manera de certificar la calidad de sus productos.

Las tres temperaturas de la normativa EN 13537 se establecen realizando mediciones estandarizadas en base a los siguientes criterios:

Temperatura Límite

La temperatura denominada límite es aquella en la que un varón de 70 kilos, 1,73 metros y 25 años puede dormir sin sudar, siempre que tenga la cremallera bajada y los brazos y la cabeza fuera del saco. Es decir, se trata de una temperatura de límite superior, en la que una persona estándar podría dormir sin transpirar ni acalorarse en exceso.

Temperatura de confort

¿Qué significa temperatura confort en un saco de dormir? La temperatura confort es la que debe tenerse en cuenta a la hora de escoger un saco de dormir. Para establecer dicha temperatura confort, la normativa se basa en una mujer de 25 años, con 1,60 metros de altura y 60 kilos, la cual podría dormir manteniendo una postura fetal sin pasar frío. Así mismo, la temperatura confort de un saco es aquella en la que un hombre de 70 kilos, 1,73 metros y 25 años puede dormir manteniendo una postura relajada.

Temperatura extrema

La temperatura extrema de un saco de dormir es aquella en la que una mujer podría librarse de la hipotermia durmiendo en postura fetal y sintiendo frío durante un máximo de 6 horas. A esta temperatura resulta difícil mantener el sueño y tener un descanso mínimamente reparador.

¿Cómo se establecen las mediciones de temperatura de los sacos de dormir?

Actualmente sólo hay tres centros en el mundo destinados a medir la propiedades térmicas de los sacos de dormir. Para hacerlo emplean una cámara especial en la que se pueden controlar variables fundamentales como la humedad o la temperatura, así como maniquíes llenos de sensores que introducen dentro de los sacos

¿Todas las personas toleran igual el frío? ¿Qué factores influyen?

Cada individuo es diferente, existiendo determinados aspectos que influyen en lo friolero o caluroso que puede ser alguien.

Factores físicos

Cuanto más pesa una persona más calor escapará de su saco de dormir, puesto que las fibras del mismo estarán más comprimidas contra el suelo. Debido a ello resulta fundamental el uso de esterillas aislantes. La cantidad de grasa corporal también influye. A más grasa, menor pérdida de calor durante el sueño. Sin embargo, los individuos con mucha grasa personal también generan más calor que las personas delgadas.

Factores fisiológicos

En función del metabolismo de cada persona, así será su pérdida de calor corporal.  Esto está íntimamente relacionado con el peso de cada individuo. Por ejemplo, una persona de unos 50 kilos produce entornos a los 60w de calor, y una de 100 kilos es capaz de producir alrededor de 100.

Hábito

Si una persona tiene el hábito de dormir en saco, es muy probable que sea capaz de hacerlo de manera más confortable y con una menor sensación de frío.

Consumo de energía previa

En función de la actividad física que se haya llevado a cabo previamente, las personas sentirán más o menos frío durante el sueño. Así por ejemplo, alguien que haya llevado a cabo grandes esfuerzos será más propenso a desprender energía durante el sueño, que alguien que haya tenido una actividad física leve o moderada.

Edad

La edad también influye. Cuando las personas envejecen pierden masa muscular, lo que les hace generar menos calorías. Es decir, las personas mayores tienen una pérdida calorífica menor.

Sexo

Por norma general, las diferencias en masa muscular y grasa corporal respecto a los hombres, hacen que las mujeres experimenten una mayor sensación de frío. Como hemos explicado anteriormente, la norma que regula las cualidades caloríficas de los sacos de dormir, la EN 13537, establece que las mujeres necesitan 5 grados centígrados más para tener la misma sensación de confort que los hombres.

3º Materiales y peso total del saco de dormir

Una vez tenemos claro para qué queremos el saco de dormir (cuánto lo vamos a usar y en qué condiciones ambientales), tendremos que decantarnos por un modelo concreto de los muchos que nutren las distintas categorías de sacos de dormir. Para ello, habría que decidir el material de relleno del saco, lo que está íntimamente ligado con el peso del mismo.

A la hora de escoger un saco de dormir, la relación peso-calor resulta fundamental. Normalmente, cuanto mejor es la relación entre ambas variables, más caro será el saco. Es decir, si lo único que nos importa es que el saco sea muy cálido, tendremos que decantarnos por el que más cantidad de relleno lleve. Pero si además queremos que el saco pese y ocupe poco, habrá que recurrir a materiales ultraligeros, lo cual incrementará considerablemente el precio.

Por otro lado, también hay que prestar atención a los componentes que exteriores, vigilando que tengan cierta resistencia al desgarro, pero sin aumentar en exceso el peso del conjunto, y sin que la capacidad de compresión del saco se vea comprometida. Los sacos de dormir hay que comprimirlos y guardarlos en algún sitio, además de transportarlos, muy a menudo a la espalda, por lo que nunca debemos perder de vista las variables de peso y volumen, además, por supuesto, de la de retención calorífica.

En cuanto a los materiales con los que se confecciona el interior de un saco de dormir, todo se reduce a dos tipos de relleno: pluma de ave o fibra sintética. A día de hoy conviven en el mercado excelentes sacos de dormir rellenos tanto de pluma, como de fibra sintética. Por norma general, los tejidos sintéticos son más fáciles de mantener, y los de pluma ofrecen un aislamiento térmico mejor, pero como decimos, ambos tipos de material pueden ofrecer excelentes prestaciones.

Sacos de plumas

Dicho plumón puede ser de ganso o de pato, empleándose mayoritariamente el de ganso en los sacos de gama alta, ya que posee una gran cantidad expansiva ocupando muy poco espacio al comprimirse.

El plumón es capaz de expandirse enormemente, ocupando mucha superficie. Esta cualidad es lo que se entiende por Power Fill o CUIN. La calidad de los sacos de dormir de plumas se mide en base a ese CUIN, esto es, la capacidad de expansión y retención, lo que tiene mucho que ver con la cantidad de plumón y pluma del saco. Más específicamente, el CUIN de un saco es la cantidad necesaria de plumón para rellenar una pulgada cúbica.  El CUIN de un muy buen saco sería 90/10.

Ventajas de los sacos de dormir rellenos de plumas:

-Retienen mejor el calor corporal.

-Pesan menos.

-Ocupan menos volumen una vez comprimidos.

Inconvenientes de los sacos de dormir de pluma:

-Precio más elevado.

-En condiciones de humedad pierden sus propiedades y tienen un rendimiento más pobre.

Sacos de fibra sintética

Si la pluma se expande creando una especie de bosque formado por muchísimas copas de árboles, la fibra se comporta creando algo parecido a un muro, que, en última instancia, ocupa más espacio a la hora de ser comprimido, y resulta más pesado. Sin embargo, los rellenos sintéticos evolucionan año tras año para resultar tan ligeros y comprimibles como los sacos de pluma de ave, y cada vez las distancias se acortan más. Primaloft, por ejemplo, es una de las marcas que están logran asemejar el comportamiento de sus rellenos sintéticos al del plumón, logrando sacos mucho más ligeros y fáciles de compactar.

Los sacos de fibra resultan especialmente recomendables para personas que tienen previsto pernoctar en campings y no realizar grandes caminatas cargando peso, así como para quienes quieran un saco casual que no requiera un gran desembolso económico.

Ventajas de los sacos de dormir de fibra sintética

–Los sacos rellenos de fibra sintética tiene una muy buena relación calidad/precio

–No suelen provocar problemas de alergias.

-Mantienen sus propiedades caloríficas en condiciones de humedad elevada.

–Se lavan y secan fácilmente.

Contras de los sacos de dormir de fibra sintética

–Ocupan más espacio y tienen un peso más elevado que los sacos de plumas con prestaciones térmicas similares.

¿Qué saco de dormir aguanta mejor la humedad?

Como decíamos más arriba, los sacos de plumas suelen tener un gran rendimiento a la hora de retener el calor corporal, y además pesan poco y ocupan poco espacio. Sin embargo, tienen el gran inconveniente de no soportar bien la humedad.

¿Por qué sucede esto? Cuando las plumas se humedecen pierden su principal cualidad, que no es otra que la de expandirse, quedando apelmazadas entre sí, dejando enormes espacio vacíos dentro de los compartimentos que conforman el saco de dormir. De esa manera, nada salvo la fina tela del saco queda entre el cuerpo de la persona que está dentro del saco, y el frío del exterior.

Por suerte, las diferentes marcas de sacos de dormir están empezando a tratar las plumas de con las que se rellenan los sacos con sustancias que repelen el agua, consiguiendo así que mantengan buena parte de su capacidad para expandirse.

4º La talla del saco de dormir

saco-de-dormir-tienda-1

Al igual que sucede con cualquiera de las prendas que utilizamos cotidianamente, los sacos de dormir también se confeccionan en diferentes tallas.

Para conseguir un rendimiento óptimo del saco es necesario que la talla del mismo sea la idónea para la persona que lo está utilizando, ya que si se escoge un saco demasiado grande, quedará mucho espacio vacío en el interior y costará más “llenarlo” de aire caliente. Por el contrario, si el saco queda demasiado ajustado al cuerpo, dormir se convertirá en algo incómodo y en absoluto reparador.

5º Género

Conscientes de que hombres y mujeres tienen características físicas diferentes, la mayoría de fabricantes de sacos de dormir de gama media y alta, disponen de sacos orientados a mujeres, los cuales son más anchos en la parte de la cintura y más estrechos en las caderas, con el objetivo de dejar menos espacios libres entre el saco y el cuerpo, reduciendo el riesgo de pasar frío.

Por otro lado, alguno modelos orientados al público femenino, incorporan un tejido térmico extra en la zona de los pies, amparándose en los estudios que establecen que las mujeres sufren mayores problemas circulatorios en esta zona a causa del frío.

5º Forma del saco de dormir

Los sacos de dormir existentes en el mercado también se diferencian en cuanto a la forma.

Sacos rectos

Son igual de anchos tanto en la parte superior, media e inferior, ofreciendo una mayor movilidad a las piernas. Poseen una cremallera lateral que permite abrirlos totalmente y utilizarlos como si de una manta o edredón se tratase. Este saco es propicio para las personas más inquietas, ya que proporciona una mayor libertad de movimientos para las piernas. Por el contrario la retención de calor es peor ya que se encuentra más aire en su interior y además pesa y ocupa más espacio cuando se encuentra recogido.

Sacos tipo momia

A día de hoy es el tipo de saco más popular. Se caracteriza por ser más estrecho en los pies que en la parte superior, lo que permite ahorrar peso puesto que precisa de menos cantidad de relleno, así como evitar de manera más efectiva la pérdida de calor ya que la cantidad de aire dentro del saco es menor.

Compartimentos del saco

Los sacos de dormir, sobre todo los de pluma y plumón, se estructuran en pequeños compartimentos en los que se dispone uniformemente el relleno, de tal manera que este no se desplaza y no se pueden generar puntos desprotegidos por los que pueda escaparse algo de calor.

Sacos con collarín térmico

Muchos sacos de dormir pensados para resistir en temperaturas bajas, incorporan un collarín térmico para controlar la pérdida de calor lo máximo posible.

Sacos con capucha

La mayoría de los sacos incorporan una capucha ajustable, puesto que por la cabeza puede perderse buena parte del calor corporal.

¿Cuál es el mejor saco de dormir calidad precio?

Para determinar si un saco de dormir ofrece una buena relación calidad precio, hay que tener en cuenta algunos de los factores explicados anteriormente. Resumiendo, un saco de dormir debe guardar una buena relación entre la cantidad de relleno con el que ha sido confeccionado (lo que inevitablemente influye en el peso y en el volumen del saco), y la capacidad para aislar a la persona del frío evitando que ésta pierda su calor corporal. Además, un saco de calidad debe ser resistente al desgaste y los desgarros, así como capaz de mantener sus cualidades con el paso de los años.

¿Cuál es la mejor marca de sacos de dormir?

Los sacos de dormir son una parte fundamental de cualquier aficionado al camping y la montaña. A día de hoy hay una gran número de marcas que ofrecen sacos de la más alta calidad con precios y prestaciones para todo tipo de consumidores. Algunas de las marcas de sacos de dormir más prestigiosas son: Mammut, Ferrino, Altus, North Face, Trangoworld, Deuter, Columbus, Mintbell y Salewa.

Dejar una respuesta

15 + 10 =