Artículos

COMIDA PARA UN CAMPING

comida para un camping

Cada año las intoxicaciones alimentarias causan miles de muertes en todo el mundo. El estado de la comida que consumismos no suele preocuparnos en nuestro día a día. Tenemos multitud de utensilios de cocina, fuegos potentes, todas las casas cuentan con frigoríficos de calidad y es fácil mantener la cadena de frío. Sin embargo, la cosa puede cambiar cuando salimos de camping. Es entonces cuando debemos extremar las precauciones. A continuación hablamos de todo lo relacionado con la comida para camping.

Comida para camping

comida para un camping sin nevera

La mayoría de los campings ofrecen una fuente de agua potable (independientemente de si se pernocta en una caravana, tienda o bungalow), así como la posibilidad de conectar a la red eléctrica un refrigerador y utilizar todo tipo de útiles con los que cocinar (ollas eléctricas, planchas, placas de inducción). Sin embargo, el panorama es completamente distinto en los casos en los que se vaya a realizar una acampada libre sin acceso a luz eléctrica y agua tratada.

Tanto en un caso como en otro es imprescindible planificar el menú de cada uno de los días. En primer lugar por la necesidad de conservar los alimentos a la temperatura adecuada, algo que se complica en cuanto salimos de casa.

En segundo lugar por el peso y el espacio de la cesta de la compra. Cuando estamos fuera de casa el espacio para trasportar y guardar los alimentos suele ser limitado. Además, hay que tener en cuenta el peso, sobretodo si la acampada requiere portear el equipaje.

Por último, hay que anticipar qué tipo de utensilios se va a necesitar para cocinar los menús (teniendo en cuenta también el peso y el espacio que ocupan). En casa podemos utilizar a diario el horno y el robot de cocina, pero seguramente en un camping habrá que adaptarse a cocinar con utensilios más básicos, como un fuego a gas o una plancha eléctrica.

En cuanto a los utensilios de cocina hay que tener en cuenta además que el menaje de metal es el más aconsejable para utilizar en un camping o acampada, tanto por su durabilidad, como por la facilidad para ser higienizado. En este sentido conviene evitar los objetos de madera, material poroso y más complicado de limpiar en profundidad. Un consejo a tener en cuenta para higienizar los utensilios metálicos (tenedores, cuchillos, cucharas, platos… ) y reducir al mínimo la posibilidad de infección, es mantenerlos unos minutos en agua hirviendo, o ponerlos sobre el fuego para que el calor extremo de las llamas acabe con los microorganismos. 

comida vegetariana para camping

Neveras de camping

Mención aparte merecen las neveras. Como decíamos al principio las intoxicaciones alimentarias causan cada año miles de muertes. Por ello hay que extremar las precauciones cuando se va de camping, sobretodo con las altas temperaturas del verano, y tener en cuenta como punto principal, dónde vamos a mantener los alimentos que precisen ser refrigerados. Si no tenemos una opción fiable a nuestro alcance, lo mejor será prescindir de los alimentos frescos, y recurrir a cereales, productos deshidratados y enlatados.

Las típicas neveras de camping, también llamadas neveras isotérmicas, que funcionan agregando cubitos o bloques de hielo, son perfectas para enfriar bebidas, pero sólo sirven para mantener los alimentos con seguridad durante el primer día. La necesidad de reponer constantemente el hielo, y la humedad que se genera en el interior, no hacen aconsejable su uso en estancias largas.

Nevera de alquiler en el camping
Nevera de alquiler en el camping

Para las caravanas y autocaravanas existen neveras a gas con prestaciones mucho más altas. El precio también es más elevado, pero sin duda una buena nevera capaz de mantener los alimentos con seguridad es una buena inversión.

Por otro lado, quienes sean fijos en un camping, o suelan establecer campamentos de varios días con acceso a corriente eléctrica, pueden decantarse por una nevera enchufable a la corriente muy parecida a las domésticas.

Por último, quien no sea un campista asiduo y no quiera o no pueda adquirir una nevera en propiedad, o simplemente no tenga espacio para transportarla, puede intentar alquilarla en la recepción del camping, ya que cada vez más establecimientos ofrecen este servicio.

Agua potable

El agua es absolutamente esencial para el ser humano. Tanto es así, que podemos sobrevivir semanas sin tomar alimentos, pero sólo unos pocos días sin hidratarnos. Pero tan importante como la disponibilidad de ésta, es la calidad de la misma. Es frecuente creer que todo lo natural es necesariamente saludable, cuando ni mucho menos es así. Una fuente de agua en plena montaña puede contener multitud de bacterias potencialmente dañinas para nuestra salud. Por ello, cuando planifiquemos nuestra acampada siempre hay que asegurarse un suministro de agua suficiente y de calidad.

La mayoría de los campings  tienen agua tratada apta para el consumo humano. Si no es así, la solución más sencilla es recurrir al agua embotellada, ya sea proveniente del grifo de casa, o adquirida en cualquier supermercado. Hay que tener en cuenta que la mayoría de campings cuentan con supermercados en los que no faltan las botellas de agua mineral, por lo que tal vez adquirirlas en el mismo establecimiento sea la opción más cómoda.

Por otro lado, hirviendo el agua durante media hora nos aseguramos de eliminar la mayoría de microorganismos, aunque si hubiera algún elemento tóxico dañino seguiría presente. De manera adicional, podría usarse algún kit de potabilización de agua de los muchos que hay disponibles en el mercado.

Qué alimentos comer de camping

Como hemos explicado, lo fundamental a la hora de escoger la comida de camping es pensar en la conservación de los alimentos, y los utensilios necesarios para cocinarlos. Una vez recalcado esto, pasamos a comentar tipos de alimentos muy frecuentes en las comidas de los campings:

Alimentos liofilizados camping
Alimentos liofilizados, perfectos para consumir en un camping por su ligereza y poco volumen
  • Alimentos en bote o enlatados. Hoy en día existen miles de productos en conserva con una relación calidad precio excelente. Las nuevas técnicas permiten preservar las propiedades y el sabor y la textura de la materia prima. Al no necesitar refrigeración, en los campings son muy comunes los botes de legumbres (garbanzos, lentejas, judías), las latas de pescados y mariscos (mejillones, chipirones, sardinas, atún, caballa), de verduras (maíz, zanahoria, olivas). El punto negativo de estos productos es su elevado peso.
  • Cereales. El arroz y la pasta seca en cualquier de sus formas (espaguetis, fideos, macarrones) son perfectos para consumir en el camping puesto que no necesitan nada de frío para conservarse (a diferencia de la pasta fresca). Además son alimentos muy energéticos y saciantes que actúan como base calórica para miles de millones de personas en el mundo. Combinan con todo tipo de alimentos, ya sea en ensaladas, con salsas, en guisos, etc…
  • Sal, azúcar, especias, vinagre, café, té. Son alimentos básicos que no pueden faltar en ninguna cocina, por mucho que se esté en plena naturaleza. Todos se conservan fácilmente. Lo más práctico es conseguir una caja con pequeños recipientes, y rellenarlos de sal, azúcar, café, aceite, etc… De esa manera la caja de “básicos” estará siempre lista para cada vez que salgamos de camping.
  • Alimentos deshidratados y liofilizados. La tecnología aplicada a la alimentación dio lugar a los alimentos deshidratados, especialmente indicados para aquellos contextos en los que hay que buscar ante todo la ligereza. Este tipo de alimentos, al carecer por completo de agua, apenas ocupan espacio y no pesan prácticamente nada. Aquí podemos encontrar sopas de mil tipos distintos, leche en polvo, todo tipo de platos preparados, etc… Por ejemplo, estos alimentos son la base de los menús de los aficionados al trecking y el alpinismo.
  • Frutos secos. No requieren grandes condiciones de conservación, más allá de hacerlo en tarros cerrados para evitar la llegada de insectos. Son alimentos muy energéticos, perfectos para reponerse de alguna actividad física, o para consumir mientras se conversa con la familia o amigos.
  • Carne , fruta, lácteos y pescado. Tal y como hemos explicado, estos alimentos frescos (con la excepción de algunos tipos de fruta y verdura que aguantan bien el calor) requieren de frío. Por ello hay que tener previsto de cuánto espacio disponemos en la nevera, y cuáles son las prestaciones de esta. Es buena idea no llevar los alimentos frescos de casa, y en lugar de ello, comprarlos en el propio supermercado del camping, o en los comercios de los alrededores. Ahorrarás espacio, la comida no se echará a perder, y es una forma de conocer los productos de las diferentes zonas.
alimentos conserva comida para un camping
Alimentos en conserva, perfectos para consumir en un camping

Comida para camping sin fuego

A veces estamos en el camping o de acampada libre y, o bien no disponemos de fuego con el que cocinar (porque aún no hemos comprado una cocina portátil, porque no queremos o no podemos cargar con ella), o bien no nos apetece hacerlo. En este escenario podemos recurrir a los típicos platos de picnic, como la tortilla de patata, las latas de conserva, las ensaladas, los bocadillos, los filetes empanados, etc…

cocinar en un camping

Una buena idea en cuanto a la comida de camping es cocinar en casa algunos platos sencillos como los indicados más arriba, y consumirlos en la primera comida o cena. Así podemos concentrarnos en instalarnos en el camping y montar el campamento, sin tener que parar a cocinar.

4 Comentarios

  1. Hola. Muy completas tus recomendaciones. gracias. No vi el vino en la lista de compras…que camping mas serio (:>)
    saludos

  2. que buen post, super útil!!

Deja un comentario

Tema creado por Anders Norén