Caravaning

22 Consejos para conducir de forma segura remolcando una caravana

conducir caravana con seguridad

Si estás pensando en adquirir una caravana seguro que te has preguntado si serás capaz de conducirla. Al fin y al cabo, la gran mayoría de las personas sólo tienen experiencia conduciendo turismos, y no han circulado nunca con un remolque.

Por lo tanto si eres de los que tienen cierto miedo a conducir remolcando una caravana, no te agobies, te aseguro que esas dudas y temores los hemos tenido todos, y está bien que así sea. Conducir con una caravana enganchada al coche es sencillo, pero requiere de cierta práctica y de una dosis extra de precaución en la carretera.

Llee con atención los mejores consejos que debes seguir para conducir una caravana o cualquier otro remolque con seguridad.

  1. Controla la MMA o masa máxima autorizada de la caravana: para ello consulta la ficha técnica de la caravana. La diferencia entre la MMA y su TARA (peso en vacío), será el peso que puede cargar la caravana.
  2. Controla la MMR o masa máxima remolcable de tu coche. Esta cifra figura en la ficha técnica e indica el peso máximo que puede remolcar un vehículo de forma segura. Para que no te pongas en peligro, la MMR de tu coche debe ser mayor que la MMA de tu caravana.
  3. Evita sobrecargar la caravana para no superar la MMA, puesto que el exceso de peso incide de forma crítica en la seguridad de la conducción con caravanas.
  4. Utiliza el freno motor en cuestas abajo. Si estás descendiendo una rampa intenta no superar los 80 kilómetros hora, utilizando para ello una marcha corta.
  5. Ábrete lo máximo posible en los giros. Cuando se conduce con un remolque hay que evitar por completo los giros cerrados. Ábrete todo lo que puedas. Por supuesto toma siempre las rotondas por el carril exterior.
  6. Comprueba el estado de los neumáticos del conjunto coche/caravana antes de iniciar viaje. Fíjate tanto en la presión como en el desgaste de las ruedas, prestando atención a que el dibujo de la banda de rodadura tenga al menos 1,7 mm. Unos neumáticos con la presión inadecuada resultan peligrosos, pudiendo ampliar de forma crítica la distancia de frenado, o incurriendo en riesgo de reventones.
  7. Revisa con detenimiento el enganche de la caravana al vehículo. No tengas prisa por iniciar el viaje, haz todas las comprobaciones necesarias.
  8. Respeta de manera escrupulosa los límites de velocidad. El límite en autovías y autopistas para vehículos con caravanas se sitúa en 90 kilómetros hora. El límite es 80 kilómetros por hora en carreteras secundarias con varios carriles por sentido o arcén de metro y medio de ancho, de 70 en otro tipo de vías secundarias, y de 50 en zona urbana.
  9. Conduce de forma suave y uniforme. Los frenazos, volantazos y acelerones pueden desestabilidad de manera peligrosa al conjunto de coche-caravana. Mantén una velocidad estable con la que te sientas cómoda, sin importar que el resto de vehículos te adelanten, camiones incluidos.
  10. Evita los adelantamientos. A menos que la situación sea completamente segura, evita adelantar a otros vehículos, y no te sientas obligado a hacerlo.
  11. Anticípate a cualquier imprevisto en la circulación. La mejor manera de cumplir con el punto anterior es tratando de prevenir los cambios de dirección y velocidad del resto de vehículos, el cambio de semáforos, etc…
  12. Ten en cuenta que siempre serás el vehículo más lento. Siempre acelerarás más despacio, y el pico de velocidad punta será también el más bajo.
  13. Controla la altura. Ten en cuenta que las caravanas son mucho más altas que los vehículos que las remolcan. Presta especial atención a las señales de tráfico, balcones, ramas, etc… Por supuesto, ten presente que no podrás acceder a un parking subterráneo.
  14. Aumenta la distancia de seguridad. Ten en cuenta que la distancia de frenado cuando remolcas una caravana será mucho mayor que cuando conduces sólo con un turismo.
  15. Utiliza espejos retrovisores especiales para caravanas y míralos siempre antes de realizar cualquier maniobra. Cuanto más sobresalgan más visión tendrás.
  16. Respeta al máximo los periodos de descanso. Conducir remolcando una caravana exige de una concentración plena, por lo que es imprescindible que lo hagas estando en plenitud de condiciones.
  17. Planifica la ruta y conduce sin prisa. Conducir remolcando una caravana puede resultar estresante si todavía no te sientes seguro, por lo que debes evitar cualquier fuente de tensión adicional que pueda incidir en tu desempeño en la conducción.
  18. Vigila las ráfagas de viento. Las caravanas son mucho más vulnerables a los golpes de viento, y se desestabilizan con cierta facilidad cuando esto ocurre. Extrema las precauciones en estas circunstancias.
  19. Cuidado cuando te adelante un camión. Cuando esto ocurre suele darse una especie de succión que puede desestabilizar peligrosamente tu conjunto. Agarra fuerte el volante y mantente en tu carril. Si te adelanta un vehículo de grandes dimensiones como un tráiler o un autobús, puedes echarte un poco hacia la derecha para reducir el efecto absorción.
  20. Bájate del vehículo si es necesario. Si estás tratando de aparcar la caravana en el camping, o no te ves capaz de pasar por un calle estrecha, lo mejor es que bajes del vehículo para tener una visión exterior, o que pidas ayuda a otra persona que te guíe en la maniobra.
  21. Practica las maniobras básicas. Es buena idea acudir con tu caravana a un polígono industrial o cualquier otra zona con poca circulación, y practicar maniobras básicas, como el giro en rotondas o los giros marcha atrás.
  22. Gira el volante hacia el lado contrario cuando vayas a aparcar la caravana, o cualquier otro remolque, marcha atrás. Asegúrate de ir moviendo de manera suave el volante para adaptar el ángulo de giro. Si quieres más información, mira nuestro artículo sobre CÓMO APARCAR UNA CARAVANA MARCHA ATRÁS.  

Dejar una respuesta

cinco × 3 =