Artículos

POR QUÉ IR DE CAMPING EN INVIERNO

camping en invierno

Es posible que la idea de ir de camping en invierno te parezca algo descabellado. Cada año más de siete millones de personas eligen ir de camping en primavera o verano, siendo agosto con mucha diferente el mes preferido para acampar por razones obvias: los días duran más que nunca y el clima estival permite disfrutar de incontables horas de sol, playa y piscina. Sin embargo, ¿qué puede ofrecer el invierno a los campistas?

¿Por qué acampar en invierno?

Para empezar, son muchos los campings que permanecen abiertos todo el año. En España hay más de un millar de campings, y de todo ellos, más o menos un 40% abren todo el año ofreciendo tarifas mucho más económicas. Ir de camping en temporada baja permite disfrutar de la naturaleza con mucha mayor tranquilidad, y sin la presencia de insectos tan molestos como mosquitos o avispas.

La idea de ir de camping está muy asociada a la de montar una tienda en una parcela, aunque no tiene por qué ser forzosamente así. Para ir de tienda en invierno es necesario que ésta esté preparada para aguantar una considerable columna de agua, y que cuente con costuras y sello bien impermeabilizado. Además de una tienda de cuatro estaciones, el campista invernal necesita de un buen saco de dormir de invierno.

camping caravanas invierno nieve
Camping Huttopia Bourg St Maurice

Hoy en día, gracias a que la tecnología de los productos relacionados con el mundo del camping y la montaña ha avanzado mucho, las inclemencias meteorológicas propias del invierno son cada vez más llevaderas. Por ejemplo, las tiendas de campaña actuales resisten mucho mejor los chaparrones de agua. Si quieres saber más sobre esto te recomendamos leer nuestra guía definitiva para comprar una tienda de campaña. Por su parte, los sacos de dormir también son ahora mucho más eficientes, logrando mantener el calor corporal incluso durante noches con varios grados bajo cero.

Así las cosas, si uno va de camping correctamente equipado puede convertir en las inclemencias propias del invierno en su principal atractivo: la serenidad especial de la que gozan los bosques en la frías mañanas de invierno, el sonido de la escarcha al romperse bajo el peso de tus pies, la nieve acumulada en las copas de los árboles…

Pero como decimos, si se quiere pasar unos días en un camping en invierno se puede optar por otros alojamientos diferentes a la tienda de campaña, como pueden ser los bungalows o mobil home, lo cuales eliminan de un plumazo la posibilidad de pasar frío, y suelen ofrecerse en ésta época del año a precios mucho más bajos que en temporada alta.

bungalow nieve romántico

Este tipo de alojamientos, generalmente ubicados en plena naturaleza pero dotados de todo tipo de comodidades, son muy demandados en invierno. Se trata de una opción perfecta tanto para campistas con niños pequeños que no quieran enfrentar con ellos el frío invernal en una tienda de campaña, así como para parejas. ¿Hay algo más romántico que ver nevar a través de la ventana de una cabaña de madera?

Campings abiertos todo el año

Buena parte de los campings que permanecen abiertos durante todo el año se encuentran en la costa mediterránea, puesto que las condiciones climáticas por la cercanía del mar son mucho más benignas. Un ejemplo de esta tipología de camping puede ser el Camping Villasol de Benidorm, donde se puede disfrutar de muchísimos días de sol y suaves temperaturas al año

Camping Villasol Benidorm abierto todo el año
Camping Villasol Benidorm

Pero ni mucho menos es necesario desplazarse al mediterráneo para disfrutar de unos días de camping en invierno. En la costa cántabra, por ejemplo, destaca el Camping Cabuérniga, el cual fue galardonado en 2017 como mejor camping europeo abierto todo el año.

Camping Cabuérniga abierto todo el año en cantabria
Camping Cabuérniga

Por otro lado, los aficionados a los deportes de invierno cuentan con multitud de opciones para alojarse en zonas de montaña, ya sea en parcelas para tiendas, caravanas, o en cómodas cabañas o bungalows. Por ejemplo, para disfrutar de la estación de esquí de Baqueira es posible alojarse en el camping Era Yerla de Arties, situado en pleno Valle de Aran.

camping era yerla arties valle de aran nieve invierno baqueira
Camping próximo a la estación de Baqueira, perfecto para disfrutar del esquí

15 consejos para ir de camping

1º. Aprovecha el tiempo: en invierno los días son significativamente más cortos. Las horas de luz solar se reducen con respecto al verano, lo que obliga a condensar la mayoría de actividades en la primera parte de la jornada. Este es un punto importante a tener en cuenta a la hora de planificar la llegada al camping, y el montaje del campamento: lo más recomendable es llegar temprano y tenerlo todo listo antes de que se ponga el sol.

2º. Aíslate bien: si duermes en tienda de campaña es fundamental contar con un buen aislamiento entre el saco de dormir y el suelo. Hay esterillas térmicas y colchones hinchables que pueden minimizar la pérdida de calor.

saco de dormir de invierno plumas

3º. Compra un buen saco de dormir: hay sacos de verano, y sacos de invierno. Dependiendo de la época del año en la que te encuentres deberás usar uno u otro para dormir de manera confortable. A la hora de adquirir un saco de dormir debes tener en cuenta factores como la talla, que sea de tipo momia, y escoger el tipo de relleno. Lo que ofrece mejores prestaciones es un producto natural como la pluma, debido a su capacidad de retener el calor, su ligereza y compresión. Por el contrario, los sacos de dormir rellenos de plumas son más caros que los rellenos de fibras sintéticas. Ah, cuando vayas a comprar un saco, fíjate en las diferentes temperaturas que vienen indicadas: temperatura de confort, que dice por encima de qué grados se duerme sin pasar frío, y temperatura extrema, que advierte el punto en el que comienza a correrse riesgo de hipotermia. Ten en cuenta que por lo general estas temperaturas de referencia se especifican tanto para hombres como para mujeres

4º. Protege el calzado: cuando te retires a dormir ten la precaución de resguardar adecuadamente tu calzado. Por supuesto no lo dejes a la intemperie, y si puedes, rellénalo con varios calcetines u otro tipo de prendas. Lo agradecerás a la mañana siguiente.

5º. Herramientas para la nieve: no te olvides de un buen juego de cadenas para el coche o la caravana, y lleva a cabo un simulacro para aprender a montarlas en cada una de las ruedas. Créeme, no querrás aprender a hacerlo en plena ventisca. Lleva además algún tipo de pala o utensilio que te permita retirar la nieve en caso de necesidad.

6º. Deja que fluya la sangre: los guantes y calcetines son imprescindibles para mantenerte caliente, pero debes comprobar que no te queden demasiado prietos. Si la sangre tiene dificultades para circular, te costará más calentar esas partes del cuerpo.

ropa técnica camping

7º. Evita el algodón: dentro de lo posible, evita ir de camping vestido con tejidos de algodón, ya que suele retener mucho más la humedad. Este es el motivo por el que la primera regla del montañero es prescindir de los jeans o pantalones vaqueros. Opta preferentemente por prendas de lana o de tejidos sintéticos, a poder ser que sean ligeros y de secado rápido y memoriza esto: siempre es mejor vestirse con varias capas de ropa fina, que con una sola prenda muy gorda. Si te vistes por capas conseguirás que se creen pequeñas bolsas de aire entre ellas que, al calentarse,  funcionan igual que una burbuja aislante. Además, si empleas varias capas finas tendrás más movilidad, y podrás quitarlas una a una en caso de sentir demasiado calor.

8º. Cuidado con la condensación: trata de dejar una pequeña abertura en la tienda para poder ventilar. Puede que entre algo de frío, pero a cambio de librarás de la condensación.

9º. Tienda de invierno: emplea una tienda diseñada para la estación invernal, con un buen tejido cortaviento y una resistencia al agua que te garantice la estanqueidad. Presta atención también a las costuras y cremalleras, y ten en cuenta que las tienda de techo bajo son más fáciles de calentar que las de techo alto o las grandes tiendas familiares.

tiendas de invierno para nieve
Red tent in winter forest. Tourist camp in snowy forest. Tent in the snow in winter

10º. Orienta adecuadamente la tienda de campaña: debes situarla de manera que quede lo más resguardada posible del viento, ya sea aprovechando la propia orografía del entorno, o empleando un cortavientos extra. Esto es especialmente importante a la hora de situar la puerta, puesto que por ella es por donde escapará la mayor parte del calor de la tienda. Intenta que la entrada de la tienda de justo a la zona en la que vas a cocinar, para evitar desplazamientos, y ten la precaución de evaluar si los árboles de la zona pudieran caer en caso de fuertes rachas de viento. Además, intenta escoger una parcela lo más cercana a los cuartos de baño. Seguro que en temporada baja te resultará más sencillo que en verano.

11º. Aprende a entrar en calor: si la noche es fría lo pasarás mal al entrar en el saco de dormir. ¡Seguro que está helado! Para evitarlo puede introducir previamente algunas prendas de ropa, o incluso una botella de agua caliente. También puedes frotarte bien los pies y las manos para aumentar el flujo sanguíneo, o tomar alguna bebida caliente antes de dormir. Los termos para mantener líquidos calientes pueden ser tus mejores amigos, perfectos para tomar un caldo o un café caliente cuando más lo necesites.

termo bebidas calientes camping

12º. No te queden sin energía: la luz solar es más escasa en invierno, y por tanto, usarás luz artificial durante más tiempo. Recuerda además que las pilas y baterías reducen considerablemente su rendimiento en condiciones de frío y humedad.

13º. Infórmate bien: en invierno más que nunca es buena idea investigar acerca del camping en el que se va a acampar, y recopilar información sobre su entorno. ¿Qué instalaciones tiene el camping? ¿Estarán abiertas en temporada baja? ¿Hay instalaciones pensadas para ser usadas en invierno, como piscinas cubiertas, zonas de spa…? ¿Hay alguna zona amplia en la que resguardarse en caso de tormenta?

14º. Ten planes alternativos: acampar en invierno supone estar expuesto a las inclemencias del tiempo de una forma mucho más clara que en el resto de estaciones. Por eso, es buena idea tener siempre un plan B. Por ejemplo, si tenías previsto realizar una ruta por los alrededores del camping pero el tiempo no te lo permite, estaría bien que supieras de antemano qué hacer en su lugar. Esto es especialmente importante si estás en el camping con niños.

15º. No vayas solo: no es necesario acampar con otras personas para disfrutar de la naturaleza, pero en invierno, tal vez más que otras épocas del año, es buena idea ir acompañado puesto que las inclemencias meteorológicas pueden mantenerte mucho tiempo a resguardo en la tienda. Puedes matar el tiempo jugando al solitario, pero echar una partida de cartas con alguien seguramente sea mucho más divertido.

Deja un comentario

Tema creado por Anders Norén